PREMIO MUJERES EN CIENCIA
del 15 de junio al 15 de octubre de 2021
en el área Tecnológica (Agronomía, Veterinaria, Ingeniería)
ACFIMAN
entrevista
MAYO–JUNIO, 2021
RELIGIÓN
VOL. 5, NÚM. 3, PÁGS. 1–8

ENGLISH

La Religión Puede Ser Positiva para el Progreso Económico, y También Negativa
Una charla con Rachel McCleary y Robert Barro

Esta entrevista fue realizada por Javier Toro.

Rachel McCleary es profesora del Departamento de Economía de la Universidad de Harvard, investigadora visitante del American Enterprise Institute e investigadora de la Hoover Institution de la Universidad de Stanford. También es autora del libro The Wealth of Religions: The Political Economy of Believing and Belonging.

Robert Barro es profesor Paul M. Warburg de economía en la Universidad de Harvard, académico visitante en el American Enterprise Institute e investigador asociado de la Oficina Nacional de Investigación Económica. También es autor del libro The Wealth of Religions: The Political Economy of Believing and Belonging.

DESCARGAR

¿Son el tipo de religión que se practica y la religiosidad un determinante inequívoco del desempeño económico de un país en la actualidad?

Robert Barro: Creo que decir que hay una relación inequívoca es demasiado fuerte. Creo que la relación tiene matices. En nuestro trabajo descubrimos que las creencias religiosas que sustentan rasgos como el esfuerzo al trabajo, el ahorro y la honestidad promueven el crecimiento económico. También descubrimos que solamente una mayor asistencia a los servicios religiosos formales, a menudo llamada asistencia a la iglesia, es en realidad negativo para el crecimiento. Por supuesto, las creencias y la asistencia tienden a ir juntas en todos los países y a lo largo del tiempo. Si observa un patrón típico en el que se mueven juntas, no encontrará evidencia concluyente de su asociación con el crecimiento económico. Así que, en ese sentido, la conexión general entre la religiosidad, incluidas las creencias y la participación, y el crecimiento económico no es muy fuerte. También encontramos alguna evidencia, y otros han encontrado alguna evidencia, de que ciertos tipos de regulaciones asociadas con la religión formal pueden ser negativas para el progreso económico. Esto parece ser cierto particularmente en los países musulmanes que mantuvieron ciertas regulaciones que fueron negativas para los mercados y la economía en general.

Rachel McCleary: Una religión que implique una alta inversión de sus recursos tendrá un efecto negativo en su productividad económica. El pentecostalismo y el neopentecostalismo, por ejemplo, que están creciendo muy rápidamente en Brasil, Guatemala y otras partes de América Latina, requieren una gran inversión de recursos: usted va a la iglesia los domingos, sus hijos son educados en la iglesia, usted participa en actividades sociales relacionadas con la iglesia, como la lectura de la Biblia, y así sucesivamente. Por supuesto, ellos se apoyan mutuamente. Por ejemplo, ayudan a la gente de su congregación con comida y algunas iglesias tienen una red de ropa usada. Todas esas cosas son muy buenas, muy positivas, pero no son necesariamente actividades productivas. Son lo que llamamos ayuda mutua. Se trata de una transferencia de bienes en lugar de producir algo. Para que una religión contribuya a la actividad económica y a la productividad tiene que enseñar a sus miembros a trabajar duro, a ahorrar, a invertir en el capital humano.

Su cuenta en Foro le permite leer un artículo gratis cada dos meses.

Ingrese a su cuenta para continuar leyendo

¿No tiene una cuenta?

Regístrese para leer un artículo gratis



COMENTARIOS
ramonglz@ujaen.es
26/05/2021
Objetivamente, la relación o semejanza entre las diferentes religiones, a grandes rasgos y bajo un prisma generalista, es tan escasa que impide alcanzar cualquier conclusión. Un mismo hecho, que es intrínsecamente bueno y positivo en una determinada religión, para otra puede resultar negativo y objeto de persecución. El análisis de los entrevistados corresponde a una visión muy personal, muy probablemente fruto de su desvinculación a una religión en particular. No obstante, esto no es reflejo de objetividad, sino de una visión bastante parcial e incompleta. El epígrafe de este artículo ya lo evidencia. No debería por tanto tratarse tan a la ligera un asunto tan complejo.
Muchas gracias, y espero que no se moleste por lo que para mi, es una obviedad.

Desarrollo para la Ciencia y la Tecnología, C. A.
J-29989504-0

Apartado Postal 2005
Maracay 2101–A
Aragua, Venezuela

info@revistaforo.com
+58 (0) 414 492.09.50

Depósito Legal: AR2016000116
ISSN: 2610-7864