Foro
opinión bien informada
SUSCRÍBASE HOY

Reciba notificaciones en su buzón

Registre su dirección de correo electrónico

Compartir el texto completo
0 de 5 disponibles

Ingrese a su cuenta

¿No tiene una cuenta? Regístrese ahora

¿Olvidó su contraseña?

La dirección no es válida o no está registrada

Solicitud de contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico

Sus datos

Sobre Foro

Foro es una revista electrónica bimestral de opinión sobre temas, en educación, cultura, economía, política y actualidad, entre otros, relacionados con el desarrollo.

Foro es publicada por Desarrollo para la Ciencia y la Tecnología, C. A., una empresa privada de investigación y desarrollo residenciada en Maracay, Venezuela.

Envío de Trabajos

En Foro nos esforzamos por presentar a expertos y a la comunidad en general ideas claras sobre temas de importancia de personas bien informadas.

En Foro se publican:

Consultas y envíos de documentos y propuestas se pueden hacer a escritos@revistaforo.com.

Foro

interview
1 de MARZO de 2018
Popular Politics
A conversation with Kevin Olson

This interview was conducted by Javier Toro.

Kevin Olson is a Professor of Political Science at the University of California, Irvine. He is the author of Imagined Sovereignties: The Power of the People and Other Myths of the Modern Age.

Descargar
Enviar
Compartir
Descargue este documento para su uso personal.
Si usted quisiera compartir este artículo,
por favor utilice la herramienta para compartir.

Why does “the people” play such a central role in contemporary politics?

Ideas like “the power of the people” are one of our primary ways of understanding contemporary politics. They reflect the dominance of democratic ideals in our culture. For people in cultures that share in this heritage, the concepts, metaphors, and images of democracy just feel correct. As a result, they’re useful and available forms of expression. If you want to say something about contemporary politics, if you want to justify some opinion or belief, these elements of the democratic imagination just make sense.

These ideas about the people are ones that we fashion and refashion, continually reimagining them for new purposes. They are part of a cultural heritage that is shared in important ways across the globe, yet one that varies from place to place and person to person. It provides a common reference point for imagining particular forms of democracy, rendering particular things “natural” and “correct” without careful argument. Because of that, however, it can also justify certain kinds of things without close scrutiny. In short, “the people” is one of the primary features of our democratic heritage, yet it is also so deeply embedded there that we tend to take it for granted.

CONTINUAR LEYENDO

Ingrese a su cuenta para continuar

¿No tiene una cuenta?

Regístrese para leer un artículo gratis

¿Olvidó su contraseña?

Solicitud de contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico

Comentarios
Comentario no válido
Su comentario ha sido publicado

Ingrese un alias para continuar

Sus comentarios serán publicados bajo este seudónimo

Ingrese a su cuenta para continuar

¿No tiene una cuenta? Regístrese ahora

¿Olvidó su contraseña?

La dirección no es válida o no está registrada

Solicitud de contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico

Aker
23/09/2018
Coincido en lo sabias y útiles de las reflexiones de Kevin Olson alrededor de las nociones de "pueblo" y "soberanía". El ser humano siempre ha requerido de conceptos y nociones (entelequias) para aprehender su realidad. Y estas nociones siempre serán reduccionismos de la diversidad que supone el entorno, ya sea el físico (naturaleza) o el intangible (sentimientos, moral, etc.), por ello tales nociones nunca estarán ausentes de contradicciones e incungruencias, pero serán útiles en la medida en que su poder para dibujar la realidad sea mayor que sus contradicciones, cuando esta relación cambie, y siempre cambia, nos veremos obligados a construir un nuevo concepto, un nuevo orden. El propio concepto de Rey como soberano no estaba carente de tales contradicciones, y solo se hicieron evidentes cuando se puso en entredicho el concepto de Dios y del poder del Rey como ungido por éste. Quizás ya está llegando el punto en que las contradicciones de la noción de "democracia popular", tan manida e instrumentalizada por sus propios detractores en su beneficio, son más fuertes que su poder para representar la realidad, y en este sentido, las reflexiones lúcidas de Olson comprenden un maravilloso aporte en este necesario deabate para el futuro. Jorge Ernesto Rodríguez.
sibilacumas
22/09/2018
Muy sabias y prudentes palabras de Kevin Olson. Provocan la discusión y el deseo de un verdadero foro de discusión sobre el asunto. Pues hay muchas contradicciones lógicas en el concepto de democracia que provienen de la idea que se tenga de "pueblo." Y el problema mayor es que el vocablo designa un ente colectivo que no existe; que no es reducible a los individuos, pero tampoco ampliable a entidades existentes mayores, como nación, país, Estado. En cualquier caso, apliquemos la última recomendación de Olson: Estemos atentos al camuflaje de líderes tóxicos.
mirtea@email.com
21/05/2018
Pueblo es un concepto amplio y flexible, jurídico -político, sociológico... Un problema es considerar al pueblo como un conglomerado "unificado", un sistema dentro del orden jurídico del Estado; ya que en un pueblo existe una fricción constante, dada la diversa multiplicidad de actos individuales; concuerdo entonces, es una ilusión la del pueblo sea soberano, sin embargo, permite que la democracia se sustenta en la protección de un consenso; que de algún modo unifica al conjunto Pueblo. Mirtea
CONTINUAR LEYENDO
Foro