DIVISIONISMO POLÍTICO
VOL. 6, NÚM. 6, PÁGS. 8–14

ENGLISH

La Polarización Política en España
Es Multifacética y Tiene Consecuencias tanto Positivas como Negativas
Luis Miller

Luis Miller es científico titular del Instituto de Políticas y Bienes Públicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Jueves 23 de junio de 2016: un 52% de los participantes en el Referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea vota a favor de abandonar la Unión, el 48% restante vota a favor de su permanencia. Miércoles 6 de enero de 2021: seguidores del presidente saliente, Donald Trump, asaltan y ocupan durante varias horas la sede del Congreso de los Estados Unidos. Jueves 1 de septiembre de 2022: un atacante intenta disparar en plena calle contra la vicepresidenta de Argentina, Cristina Kirchner. Domingo 4 de septiembre de 2022: un 62% de los participantes rechazan el texto de la nueva constitución propuesta por la convención nacional en Chile. Domingo 2 de octubre de 2022: el candidato Jair Bolsonaro alcanza, contra pronóstico, más del 43% de los votos en las elecciones presidenciales en Brasil y pasa a la segunda vuelta. Estos cinco hechos corresponden a países y situaciones históricas muy distintas; sin embargo, todos han sido señalados como ejemplos de lo que hoy llamamos polarización política. ¿Qué tienen en común? ¿Tiene sentido utilizar la misma etiqueta para definirlos a todos?

La imagen está clara, la polarización implica una división, la configuración de dos bandos enfrentados que cada vez se encuentran más alejados ideológica, emocional o socialmente. En Argentina, la polarización política se conoce como la “grieta”. En muchos casos, los tres tipos de divisiones ocurren simultáneamente. En primer lugar, la división ideológica hace que los partidos y movimientos políticos cada vez más se sitúen en los extremos del espectro ideológico. En el rechazo de la nueva constitución chilena, por ejemplo, la ideología desempeñó un rol dominante, según las reflexiones que luego se hicieron sobre ello. La constitución estaba más a la izquierda de lo que la mayoría de la población del país estaba dispuesta a aceptar. Por tanto, en este caso, la polarización es una fractura —una grieta— ideológica. Los dos modelos de sociedad que se enfrentan en las elecciones brasileñas también muestran a las claras esta división: la derecha conservadora de Bolsonaro frente a la izquierda progresista de Lula. Pero la grieta también puede ser emocional e identitaria. Lo que introduce Trump en la política norteamericana, según la mayoría de los analistas, no es una radicalización de la ideología conservadora, sino una apuesta por la identidad (“America first”) del nosotros contra ellos. De ahí se explica la importancia de los discursos relacionados con la política migratoria. El caso de Argentina también responde a un tipo de polarización basada en la identidad, donde la división política no ha dejado de estar presente desde la llegada de la democracia en los años ochenta. El Brexit en el Reino Unido también enfrentó a dos identidades contrapuestas, la británica y la europea, pero nos muestra aún otra cara de la polarización: la polarización social. Esta última supone otra grieta, una separación geográfica y demográfica creciente de los votantes de distintas ideologías. Los británicos que vivían en zonas rurales y los más mayores apoyaron más la salida del Reino Unido de la Unión Europea, mientras que los más jóvenes y aquellos que habitaban en las ciudades lo hacían menos. En fin, la división entre grupos de distinta afinidad partidista va más allá de lo ideológico o emocional y alcanza cuestiones como los gustos, los estilos de vida y los lugares de residencia. En Estados Unidos se asocia el estilo de vida urbano, la alimentación ecológica o ir en bicicleta al progresismo, mientras que la música country o moverse en un SUV se asocian a la ideología conservadora.

Su cuenta en Foro le permite leer un artículo gratis cada dos meses.

Ingrese a su cuenta para continuar leyendo

¿No tiene una cuenta?

Regístrese para leer un artículo gratis



¿Olvidó su contraseña?
También le puede interesar
COMENTARIOS

Desarrollo para la Ciencia y la Tecnología, C. A.
J-29989504-0

Apartado Postal 2005
Maracay 2101–A
Aragua, Venezuela

info@revistaforo.com
+58 (0) 416 164.99.69

Depósito Legal: AR2016000116
ISSN: 2610-7864