¿Conoces a alguna científica venezolana y puedes describir, de forma breve, su o sus aportes a la ciencia en Venezuela?
PLAZO: 31/12/2022
Programa Mujeres en Ciencia
ACADEMIA DE CIENCIAS FÍSICAS, MATEMÁTICAS Y NATURALES
DIVISIONISMO POLÍTICO
VOL. 6, NÚM. 6, PÁGS. 1–7

ENGLISH

La Falacia de la Polarización en Colombia
La Polarización como Estrategia Política
Egoitz Gago Antón

Egoitz Gago Antón es profesor y director de la Maestría en Estudios de Paz y Resolución de Conflictos de la Pontificia Universidad Javeriana.

La polarización es un concepto protagónico en los medios de comunicación y círculos académicos en Colombia desde hace unos años. Normalmente surge para presentar una idea de contraposición y división prolongada, inasumible, irreparable, en la sociedad del país. Si bien cierta contraposición y división pudo haber ocurrido durante algún momento de la historia reciente, es importante entender que la idea de polarización que observamos en los medios no corresponde a una descripción del estado del debate político sino a una estrategia deliberada de una parte del espectro ideológico para deslegitimar al otro. De hecho, la polarización política no ha existido realmente en la historia de Colombia. Esta afirmación se desprende del análisis de tres grandes puntos: a) qué entendemos por polarización; b) las señales que revelan que la polarización, hoy en día, es inexistente; y, por último, c) quiénes son los beneficiados de la utilización del término y los damnificados por creer en una situación política que no es tal. No obstante, es importante dejar claro que afirmar que no existe polarización en Colombia no implica que la política colombiana sea un espacio donde los debates se dan con civilidad. Bien es sabido el carácter cainita de las relaciones políticas en el país, sus desventuras, traiciones y corruptelas. Sin embargo, hablar de polarización pone un crespón negro en el corazón mismo de la idea de política. Un problema con el uso de esta palabra es que su definición no está consensuada e incluso existen autores, como Giovanni Sartori, que postulan la necesidad de que exista cierta diferencia entre posturas1. Aun así, la noción de polarización que se utiliza normalmente implica posiciones enfrentadas donde existe una visión de enemigo y, por lo tanto, estrategias y acciones dirigidas a la eliminación de ese enemigo. Dicha noción corresponde a una situación polarizante clásica, marcada por la descalificación, el odio, el insulto y, en situaciones extremas, la violencia.

La violencia que ha existido en el contexto colombiano ha ocultado una característica de la polarización política que nos hace dudar de su existencia en la política colombiana: las acciones dirigidas a eliminar al enemigo han sido unilaterales. La descalificación y el odio no provienen de las dos partes del espectro ideológico, sino que proceden, predominantemente, desde las posiciones de poder, es decir, desde lo que llamaríamos la derecha política. Esta apreciación puede ser debatible, por lo que, para el ejercicio de reflexión que procederá, asumamos que la polarización caracterizada por el uso generalizado del odio político ha existido. Si ese fuese el caso, ¿cómo se pudiera explicar los procesos y acciones que se han venido dando durante los últimos años? —la firma del acuerdo de paz de 2016 entre el gobierno y las FARC-EP, la aparición de nuevas demandas sociales por colectivos de jóvenes y la modernización del proceso político tal y como se ha constatado en las últimas elecciones de 2022—. Todos estos procesos y acciones indican lo contrario, que la polarización a nivel político no existe. Entonces, ¿por qué el termino polarización está tan arraigado en los medios de comunicación y la opinión pública? La razón es puramente estratégica. El proceso de normalización política ha dejado a la derecha sin su arma más importante: la descalificación del otro. Esto ha llevado a la aparición de opciones de “centro”, entre comillas, que, tal y como se podía prever —como se ha podido constatar en países como España, Reino Unido y, más recientemente, Brasil—, han decaído gravemente, sino desaparecido.

Su cuenta en Foro le permite leer un artículo gratis cada dos meses.

Ingrese a su cuenta para continuar leyendo

¿No tiene una cuenta?

Regístrese para leer un artículo gratis



¿Olvidó su contraseña?
También le puede interesar
COMENTARIOS

Desarrollo para la Ciencia y la Tecnología, C. A.
J-29989504-0

Apartado Postal 2005
Maracay 2101–A
Aragua, Venezuela

info@revistaforo.com
+58 (0) 416 164.99.69

Depósito Legal: AR2016000116
ISSN: 2610-7864