PREMIO MUJERES EN CIENCIA
del 15 de junio al 15 de octubre de 2021
en el área Tecnológica (Agronomía, Veterinaria, Ingeniería)
ACFIMAN
entrevista
JULIO–AGOSTO, 2021
CIENCIA Y TECNOLOGÍA
VOL. 5, NÚM. 4, PÁGS. 1–9

ENGLISH

Ciencia y Tecnología en Estados Unidos
Una charla con David Audretsch

Esta entrevista fue realizada por Javier Toro.

David Audretsch es profesor distinguido y titular de la Cátedra Ameritech de Desarrollo Económico en la Universidad de Indiana, profesor honorario de Economía Industrial y Emprendimiento en la Escuela de Administración WHU – Otto Beisheim y miembro investigador del Centre for Economic Policy Research. También es el autor del libro The Entrepreneurial Society.

DESCARGAR

¿Por qué son importantes la ciencia y la tecnología para la economía? ¿Cómo han permitido el crecimiento económico en Estados Unidos?

En primer lugar, permítame decir que tanto la ciencia como la tecnología son cruciales para la economía, pero no son lo mismo. La ciencia se lleva a cabo normalmente por la búsqueda del conocimiento, por la búsqueda del conocimiento en sí. La tecnología es ciencia que se ha transformado en algo útil para la sociedad, en algo valorado por la sociedad. Así pues, las nuevas ideas innovadoras y la tecnología parten de la ciencia, de la investigación básica. La tecnología es la que se introduce en el mercado, mientras que la ciencia está lejos del mercado. Entonces, ¿por qué son importantes para la economía? Porque la ciencia y la tecnología permiten que la gente sea más productiva. Si le das a una persona más y más herramientas, la capacidad de esa persona para producir bienes y servicios subirá y subirá. Así, lo que cada uno de nosotros es capaz de hacer se dispara. Y si se multiplica ese aumento de la productividad por el número de personas en el planeta, la productividad potencial es astronómica. Así es como la ciencia y la tecnología han permitido el crecimiento económico en los EE.UU. y en otros países, proporcionando a las personas más herramientas que les permiten ser más productivos. Sin embargo, hay una advertencia importante. La ciencia y la tecnología requieren un cierto capital humano que no todos los países tienen. Por eso, en este mundo globalizado, los países que tienen ese capital humano, como Estados Unidos, se mantienen a la cabeza, mientras que los países que no pueden seguir el ritmo se quedan atrás. Y algo similar ocurre dentro de los países. Los más educados son los que cosechan los beneficios, y esto hace estallar la brecha de ingresos que experimentamos en EE.UU. y en todos los demás países desarrollados del mundo.

¿Reconoce la sociedad estadounidense el valor de la ciencia y la tecnología autóctonas y comprende su importancia? ¿Ha influido este reconocimiento y comprensión en el avance de la ciencia y la tecnología y en el crecimiento económico?

¿Cómo se sabe que la ciencia y la tecnología son importantes? Hay investigaciones econométricas convincentes que relacionan la ciencia y la tecnología con el crecimiento y el nivel de vida de los países. ¿Reconoce la sociedad estadounidense el valor de la ciencia y la tecnología autóctonas y comprende su importancia? No todo el mundo en Estados Unidos reconoce la importancia de la ciencia y la tecnología. Hay ciertos segmentos de la población, como los Amish, que evitan la ciencia y el desarrollo tecnológico. Ahora bien, eso no es un gran segmento de la población. Pero entonces, si la población estadounidense realmente abrazara la ciencia y la tecnología, estoy bastante seguro de que la incidencia de la vacunación contra el COVID-19 sería mucho más alta de lo que es hoy, por ejemplo. Quiero decir, mucha gente puede tener razones médicas o religiosas para no vacunarse, pero creo que lo que ocurre es que mucha gente duda de la ciencia y la tecnología. En los cuatro años anteriores, pero incluso antes, vimos una respuesta muy dividida a la información científica y tecnológica. Entonces, ¿reconoce la sociedad el valor de la ciencia y la tecnología? Una respuesta diferente es que eso varía con el tiempo. La Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría fueron dos acontecimientos particulares en los que la sociedad estadounidense reconoció el valor de la ciencia y la tecnología. Por supuesto, los soldados fueron valientes, pero la ciencia y la tecnología desempeñaron un papel fundamental, y la gente lo vio. Pero luego, veo que cuando surgen problemas, la ciencia y la tecnología no parecen ser capaces de resolverlos muy bien. En consecuencia, ese reconocimiento se desvanece, y se desvanece rápidamente. La discriminación social, la desigualdad de género, la pobreza y muchos otros problemas sociales del país no se han abordado. De hecho, no se ha invertido en ciencia y tecnología para abordar esos problemas. El apoyo unánime y casi universal que tenían la ciencia y la tecnología empezó a decaer en los años sesenta. Por lo tanto, el reconocimiento del valor de la ciencia y la tecnología va y viene. Hoy en día, un gran segmento de la población siente que tiene dificultades, que se ha quedado atrás, y piensa que la ciencia y la tecnología no les han ayudado realmente. No lo sé con seguridad, pero mi impresión es que los insurgentes que asaltaron el Capitolio en la capital estadounidense el 6 de enero lo hicieron porque no sentían que nada les ayudara, incluidas la ciencia y la tecnología. Así que el reconocimiento del valor de la ciencia y la tecnología se ha ido desvaneciendo a medida que la penetración de sus beneficios se restringe, digámoslo así, no se difunde por toda la sociedad. Ahora bien, ¿el reconocimiento y la comprensión han influido en el avance de la ciencia y la tecnología y en el crecimiento económico? En realidad, el crecimiento económico de los últimos tiempos no ha sido malo para un país desarrollado. El problema es que hay un segmento demasiado grande de la población que queda al margen.

Su cuenta en Foro le permite leer un artículo gratis cada dos meses.

Ingrese a su cuenta para continuar leyendo

¿No tiene una cuenta?

Regístrese para leer un artículo gratis



COMENTARIOS

Desarrollo para la Ciencia y la Tecnología, C. A.
J-29989504-0

Apartado Postal 2005
Maracay 2101–A
Aragua, Venezuela

info@revistaforo.com
+58 (0) 414 492.09.50

Depósito Legal: AR2016000116
ISSN: 2610-7864