Exposición
Cien Años de la Ciencia (de 1917 al 2017) en Venezuela
Universidad Monteávila
ACFIMAN Academia de Ciencias
Físicas, Matemáticas
y Naturales
Ingresar
Foro
Número actual Otros números Sobre esta revista Anuncios
Compartir el texto completo
0 de 5 disponibles

Ingrese a su cuenta

¿No tiene una cuenta? Regístrese ahora

¿Olvidó su contraseña?

La dirección no es válida o no está registrada

Solicitud de contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico

Sus datos

entrevista
ENERO–FEBRERO, 2021
EDUCACIÓN
VOL. 5, NÚM. 1, PÁGS. 1–8
Cada Estudiante Importa e Importa por Igual
Una charla con Melvin Ainscow

Esta entrevista fue realizada por Javier Toro.

Melvin Ainscow, CBE, FRSA, es profesor emérito de Educación en la Universidad de Manchester y profesor adjunto en la Universidad de Tecnología de Queensland. También es el autor del libro Struggles for Equity in Education: The Selected Works of Mel Ainscow.

Descargar
Enviar
Compartir
Descargue este documento para su uso personal.
Si usted quisiera compartir este artículo,
por favor utilice la herramienta para compartir.

¿Qué es la inclusión y la equidad en la educación? ¿Existe una definición comúnmente acordada de lo que son?

¿Qué son la inclusión y la equidad? ¿De qué se trata todo esto? Se trata de asegurar que todos los niños tengan el derecho y la oportunidad de ir a la escuela y recibir una educación apropiada. Se trata de fortalecer la educación de manera tal que todos los niños puedan estar presentes en las escuelas (en el salón de clases), puedan participar en ellas (involucrarse activamente) y progresar (aprender cosas que sean útiles). Desde 1990, y con mayor énfasis durante los últimos tres o cuatro años, la UNESCO, que es la principal organización de las Naciones Unidas que se preocupa por la educación y sus políticas, ha estado argumentando que necesitamos desarrollar y fortalecer la educación para todos los niños, con lo cual reconoce que todavía hay millones de niños en todo el mundo que ni van a la escuela ni son acogidos por un maestro. Algunos de esos niños no van a la escuela o no ven a un maestro porque donde viven no hay escuelas ni maestros. Pero aunque haya escuelas y maestros, en todo el mundo hay niños vulnerables. En algunas partes de África, los estudiantes más vulnerables son las niñas, sobre todo cuando llegan a la edad de once años. A esa edad ellas abandonan la escuela para ayudar en las tareas de la casa o para casarse y tener hijos. En mi país, en Inglaterra, los niños más vulnerables son los niños blancos de las comunidades pobres. Los niños de orígenes pobres son vulnerables prácticamente en todo el mundo. Los niños de minorías étnicas nacionales también pueden ser vulnerables, pero no siempre. En la ciudad de Manchester, en Inglaterra, por ejemplo, hay más de ciento cincuenta idiomas que se hablan en nuestras escuelas. Algunos de esos niños de minorías étnicas son vulnerables, mientras que algunos de ellos son los más exitosos. Los niños de origen chino, por ejemplo, suelen tener un rendimiento superior a los de las otras etnias. De manera que, la cultura, la etnia y el idioma no necesariamente hacen que los niños sean vulnerables. Y por supuesto, no debemos olvidar a los niños con discapacidades, que también son vulnerables en todo el mundo —muy a menudo son excluidos de las escuelas o son puestos en escuelas especiales—. De manera que, la inclusión y la equidad tienen que ver con que todos esos niños se sientan valorados y bienvenidos. La cuestión clave aquí es que cada estudiante importa e importa por igual. La inclusión y la equidad no son proyectos. No son políticas separadas. Son principios que deben guiar la formulación de políticas. Estos principios deben guiar la formulación de los planes de estudio, la forma en la que los profesores son preparados, la forma en la que el presupuesto es asignado, es decir, deben guiar todo sobre la forma en la que la educación se lleva a cabo.

La inclusión y la equidad se han hecho más importantes hoy en día a causa de la reciente pandemia. La pandemia ha puesto de relieve las desigualdades en todas nuestras sociedades y, en particular, en la forma en la que los niños reciben diferentes niveles de educación —no hace falta decir que hay un número significativo de niños que no reciben ninguna educación o están segregados dentro de la educación—. Las desigualdades están presentes en todas nuestras sociedades en diversos grados, y ellas están relacionadas con los niveles de riqueza económica. La evidencia muestra que las comunidades más afectadas por la pandemia han sido las familias que son económicamente pobres, y eso es así aquí en el Reino Unido y, aparentemente, en todos los demás países del mundo. Por ejemplo, en mi país, confiamos en que los niños podían continuar su aprendizaje a través de la Internet, mediante el uso de computadoras. Sin embargo, muchas familias en este país no tienen Internet ni computadoras. Por ejemplo, escuché del caso de una familia con cinco hijos que intentaban hacer sus tareas escolares compartiendo un teléfono celular.

Su cuenta en Foro le permite leer un artículo gratis cada dos meses.

Ingrese a su cuenta para continuar

¿No tiene una cuenta?

Regístrese para leer un artículo gratis

¿Olvidó su contraseña?

Solicitud de contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico

Comentarios
Comentario no válido
Su comentario ha sido publicado

Ingrese un alias para continuar

Sus comentarios serán publicados bajo este seudónimo

Ingrese a su cuenta para continuar

¿No tiene una cuenta? Regístrese ahora

¿Olvidó su contraseña?

La dirección no es válida o no está registrada

Solicitud de contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico

Desarrollo para la Ciencia y la Tecnología, C. A.
J-29989504-0

Apartado Postal 2005
Maracay 2101–A
Aragua, Venezuela

info@revistaforo.com
+58 (0) 414 492.09.50

Depósito Legal: AR2016000116
ISSN: 2610-7864