PREMIO JUAN ALBERTO OLIVARES
del 15 de junio al 31 de octubre de 2021 (PRORROGA)
en el área de Zoología
ACFIMAN
SERMO
SEPTIEMBRE–OCTUBRE, 2020
ENSAYOS
VOL. 4, NÚM. 5, PÁGS. 46–55
Desconfiar del Gobierno es Necesario
Una Mirada a la Democracia Representativa en Argentina
Enrique Peruzzotti

Enrique Peruzzotti es director del Departamento de Ciencia Política y Estudios Internacionales de la Universidad Torcuato Di Tella e investigador independiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (CONICET). También es coeditor del libro Controlando la política: ciudadanos y medios en las nuevas democracias latinoamericanas.

DESCARGAR

El proceso de consolidación democrática inaugurado por el triunfo electoral de Raúl Alfonsín en las elecciones de 1983 que pusieron fin a la dictadura militar estuvo profundamente marcado por procesos de innovación y aprendizaje político que dieron nacimiento a una cultura política democrática renovada. Dichas transformaciones dieron lugar a un rico debate público acerca de la naturaleza y alcances de la representación democrática y ampliaron el repertorio de demandas y formas de politización ciudadanas. ¿Cuál fue la principal novedad que se introdujo en 1983? La revalorización de la función protectora que ejercen las instituciones de la democracia constitucional. En un país donde gran parte de las dinámicas políticas del siglo XX no habían podido ser contenidas por canales constitucionales y en el cual las luchas políticas frecuentemente adquirieron formas violentas, la aparición de una demanda social de legalidad constitucional por parte de significativos sectores de la sociedad civil que activamente promovieron una cultura y política de derechos representaba una saludable renovación de la tradición política argentina. En todo esto, el movimiento de derechos humanos fue un actor central, que surgió para exponer y denunciar públicamente las prácticas sistemáticas y masivas de violación de los derechos humanos por parte de la dictadura militar que gobernó el país entre 1976 y 1983, y que tuvo como corolario el secuestro, la tortura y la muerte de miles de ciudadanos argentinos.

El inicio de una nueva cultura política

El discurso sobre derechos humanos no tuvo inmediata aceptación en la opinión pública ni entre los principales actores sociales y políticos de la Argentina. Durante los años iniciales de la dictadura, los reclamos del movimiento tuvieron escaso eco en una sociedad replegada debido a la cancelación del espacio público por parte de la dictadura. Es recién en los años finales del Proceso, y en un clima de mayor liberalización del espacio público, que el nuevo paradigma político de los derechos humanos va a encontrar receptividad en la ciudadanía. La política de derechos humanos se convertiría en uno de los principales ejes en la agenda de la nueva administración democrática comandada por el presidente Raúl Alfonsín. En este sentido, el histórico juicio y condena a las juntas militares fue una divisoria de aguas para la historia política del país. Dicho episodio constituye, parafraseando a Karl Marx, el acto de rendición de cuentas originario que dotó al naciente orden institucional democrático de una nueva forma de legitimidad predicada en la noción de gobierno limitado. A partir de ese momento, la presencia del reclamo y de la política de rendición de cuentas se ha hecho ineludible en la actual democracia.

Su cuenta en Foro le permite leer un artículo gratis cada dos meses.

Ingrese a su cuenta para continuar leyendo

¿No tiene una cuenta?

Regístrese para leer un artículo gratis



COMENTARIOS

Desarrollo para la Ciencia y la Tecnología, C. A.
J-29989504-0

Apartado Postal 2005
Maracay 2101–A
Aragua, Venezuela

info@revistaforo.com
+58 (0) 414 492.09.50

Depósito Legal: AR2016000116
ISSN: 2610-7864