entrevista
MAYO–JUNIO, 2019
PRAGMATISMO ECONÓMICO
VOL. 3, NÚM. 3, PÁGS. 1–9
El Viaje de China y la India hacia el Desarrollo Económico
Una charla con Pranab Bardhan

Esta entrevista fue realizada por Javier Toro.

Pranab Bardhan es profesor de la Escuela de Graduados en el Departamento de Economía de la Universidad de California, Berkeley. También es el autor del libro Awakening Giants, Feet of Clay: Assessing the Economic Rise of China and India.

DESCARGAR

¿Cómo se comparan hoy las economías de China e India con las del mundo? ¿Cómo era antes de que emprendieran sus reformas económicas?

China y la India son países muy grandes, no solo en términos de su población, sino también, a lo largo de la historia, en términos de sus economías. Durante muchos cientos de años, estos dos países fueron, en cierto sentido, las economías más grandes del mundo. En 1800, por ejemplo, casi la mitad del ingreso mundial se generó en estos dos países, pero después de la revolución industrial en Occidente, la colonización y otros problemas, esa proporción del ingreso mundial disminuyó considerablemente. En 1950, después de que durante unos cien años a China y a la India les sucedieran cosas muy desagradables, su porcentaje conjunto del ingreso mundial era inferior al 10%. Esa proporción ha ido aumentando lentamente luego de la revolución china y de que la India ganara su independencia. A partir de 1980 en ambos países empezaron a ocurrir cambios de política —en China un poco antes que en la India—. Las reformas económicas comenzaron a llevarse a cabo simplemente porque en ambos países existía la sensación general de que estaban sufriendo debido a un exceso de control gubernamental. Ambos países se reformaron, pero, por supuesto, lo hicieron de manera diferente. Desde entonces, la tasa de crecimiento económico de ambos países ha sido mucho mayor que antes (entre 1990 y 2010, la tasa de crecimiento fue mucho mayor en China que en la India, pero ambos países tuvieron tasas de crecimiento relativamente altas en comparación con el período anterior). A partir de 2010, aproximadamente, la tasa de crecimiento china ha disminuido ligeramente, mientras que la tasa de crecimiento de la India se ha mantenido razonablemente alta. Durante los últimos dos o tres años la tasa de crecimiento de la India ha sido más alta que la de China. Claro está, en la actualidad, el ingreso per cápita de China es mucho más alto que el de la India —más de tres veces—, y esto se debe al rápido crecimiento que tuvo China entre 1990 y 2010. Hoy en día, creo que ambos países en conjunto generan alrededor de una quinta parte del ingreso mundial, pero para el año 2035 la participación de ambos países será de alrededor de un tercio, según la mayoría de las predicciones.

¿Qué específicamente se cambió en cada país?

Los chinos comenzaron por reformar su sector agrícola. Entre 1950 y 1980, el sector agrícola chino estaba en gran medida organizado según el sistema comunal. El cultivo se realizaba de manera colectiva y se desalentaba el cultivo por parte de agricultores individuales. Eso cambió en 1978-79, cuando la agricultura fue esencialmente descolectivizada. La propiedad de la tierra seguía siendo de la comuna, pero el cultivo se entregaba ahora a agricultores individuales. En cierto modo, los agricultores individuales esencialmente cultivaban granjas que eran arrendadas de los comunistas. Eso fue un gran cambio en el sector agrícola. Ahora, la India no necesitó hacer eso porque, en cualquier caso, la India ya contaba con una agricultura individual, aunque a principios de la década de 1950 también llevó a cabo una reforma agraria en la que la tierra pasó de la antigua clase de propietarios a las manos de los agricultores individuales. Otra diferencia entre China e India es que en la década de 1980 China también ofrecía mucho mejores precios por las cosechas de estos agricultores. En cierto modo, se trataba de una especie de reforma agraria y reforma de precios. Todo esto en conjunto condujo a un aumento muy significativo en la productividad agrícola. A mediados de la década de 1980, en China también se reformó la producción manufacturera. Al principio, se trataba de una especie de industrialización rural. En ese momento comenzaron a funcionar muchas pequeñas unidades manufactureras, conocidas como empresas de municipios y aldeas. Técnicamente todavía no eran compañías individuales —eran propiedad de las autoridades de la aldea o de la comuna—, pero la mayor parte del trabajo era realizado por personas individuales. Luego, estas empresas de municipios y aldeas fueron pasando gradualmente de las manos de las autoridades a las manos de quienes hacian el trabajo en la medida en que ellos se hacian lo suficientemente ricos para comprarlas. Eso también fue un gran cambio, y uno muy exitoso. El sector rural, que solía ser muy pobre, prosperó. En la India, las empresas manufactureras a menudo eran de propiedad privada, y la mayoría de ellas no se encontraban en el campo, sino en ciudades grandes y pequeñas, un patrón que también se repite en otros países. También hay otros dos factores que ayudaron a la industrialización rural en China. Primero, las zonas rurales ya estaban electrificadas cuando se iniciaron las reformas —la electrificación rural se llevó a cabo en gran parte en el período maoísta—. Segundo, la salud y la educación de los campesinos eran bastante buenas para un país pobre en ese momento —algo que también fue logrado en el período maoísta—.

Su cuenta en Foro le permite leer un artículo gratis cada dos meses.

Ingrese a su cuenta para continuar

¿No tiene una cuenta?

Regístrese para leer un artículo gratis



Comentarios

Desarrollo para la Ciencia y la Tecnología, C. A.
J-29989504-0

Apartado Postal 2005
Maracay 2101–A
Aragua, Venezuela

info@revistaforo.com
+58 (0) 414 492.09.50

Depósito Legal: AR2016000116
ISSN: 2610-7864